• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
965 164 213 - 965 262 756 - 666 628 775

La bebida isotónica del verano: el gazpacho

Estamos ya en pleno verano, y el calor del mediodía hace que muchas veces perdamos el apettito. Sin embargo es muy importante mantenerse bien alimentado e hidratado durante este tiempo, por lo que debemos prestar atención a nuestra alimentación. Sin lugar a duda uno de los platos estrella que cumple todos los requisitos que necesitamos para el verano es el gazpacho.


El gazpacho es uno de los grandes símbolos de la dieta mediterránea y uno de los platos más internacionales de la gastronomía española. el gazpacho no es más que una sopa fría de tomate a la que se le añaden diferentes verduras (normalmente pimiento, ajo, pepino y cebolla) y que se aliña con aceite, vinagre y sal.


Por un lado tenemos una receta con un gran poder saciante. Es un plato muy bajo en calorías. Sobre todo si se le añade poco pan. Además, el gazpacho aporta mucha fibra. Ya sabemos que la fibra favorece nuestro tránsito intestinal y promueve la limpieza de nuestro organismo. Contiene en sus verduras una gran cantidad de vitaminas: Vitamina C en los pimientos y tomate, vitamina E del tomate y del aceite de oliva virgen extra, antioxidantes, como licopeno del tomate, vitamina para el sol del verano y además cuida nuestra piel.


También contiene minerales como el fósforo, hierro, calcio, magnesio, zinc, cobre, potasio y sodio. Es por ello, que el gazpacho es considerado como una bebida isotónica debido a su contenido en agua y sales minerales.