• steak-387728_1920
    24
    oct

    Principales cortes de carne

    Una de las distinciones más importantes de la carne de vacuno es la parte de la que procede, ya que esta determinará considerablemente su sabor y textura. A continuación detallaremos algunos de los cortes de carne más característicos para que sea más sencillo interpretar lo que estamos degustando.

    Solomillo: Situado en la parte interna del lomo bajo, es una de las piezas mejor valoradas debido su jugosidad y sabor. Apenas tiene grasa lo que la convierte en la opción perfecta para degustar poco hecha y al punto de sal y pimienta.

    Babilla: Va desde la zona de la cadera a la rodilla, en función de lo cual consistencia de la carne cambia. A medida que se va a alejando de la cadera va siendo más dura.

    Redondo: Localizado en la cara externa de la pierna trasera, es una pieza más o menos jugosa con poca grasa y nervios, se utiliza habitualmente para asado y también es óptima para hacer carne picada.

    Aguja: Esta carne se obtiene de la parte que une el cuello con el lomo. Esta carne es jugosa y tierna siendo en muchas ocasiones utilizada para hacer filetes.

    Costillas: Los huesos del costillar llevan consigo un tejido cartilaginoso y parte de la carne de la falda, convirtiéndose en la parte perfecta para hacer al horno o la barbacoa.

    Entrecot: Es uno de los cortes más codiciados del vacuno, se trata de los filetes que están entre las costillas y destacan por su textura tierna y jugosa.

    Conocer esto puede ayudarnos a decidirnos por un tipo de carne en concreto.