• oil-1383602_1920
    22
    jul

    Las propiedades del aceite de oliva

    Si hay un producto emblemático de la dieta mediterránea ese es el aceite de oliva. Y es que, el sabor que le confiere a nuestros platos no es superado por ningún otro aceite. Por ello, y por sus grandes propiedades se ha convertido en un alimento indispensable en la dieta mediterránea.

    Existen un amplio número de estudios que se han encargado de estudiar los beneficios del aceite de oliva para nuestra salud, estos son algunos de ellos:

    Grasas saludables: El aceite de oliva es rico en grasas saludables mientras que ayuda en el control del colesterol, por otro lado es rico en vitamina E y antioxioxidantes colaborado en las funciones del sistema cardiovascular. A esto se le suma que se trata de un alimento saciante, por lo que si lo incluimos en las dietas, moderando su consumo, podemos conseguir controlar nuestro peso.

    Digestión: El aceite de oliva gracias a su composición protege a la superficie del estómago de los jugos gástricos que intervienen en el proceso de digestión. A esto se le suma que ayudan a que nuestro organismo absorba los nutrientes de los alimentos que consumimos junto al aceite de oliva. También nos ayuda a hacer la digestión y mejora el tránsito intestinal.

    Hígado: El aceite de oliva puede sernos de gran ayuda para eliminar las toxinas que se acumulan en puntos como el hígado o la visícula biliar.

    Además de estos grandes beneficios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, numerosos estudios han hallado evidencias científicas de los beneficios de este alimento para enfermedades como la artritis o la diabetes atribuyéndole incluso propiedades anticancerígenas.