• paella-1168008_1280
    14
    ago

    La influencia de la alimentación en el cerebro (II)

    En la pasada publicación de nuestro blog hablábamos del papel fundamental que tiene la alimentación para nuestro cerebro. Y es que de no mantener una alimentación equilibrada, en la que aportemos a nuestro cerebro los nutrientes y vitaminas que precisa para realizar sus funciones es posible que notemos irritabilidad, fatiga, dificultades a la hora de concentrarnos e incluso depresión.

    En esta publicación de nuestro blog vamos a ver que aportan determinados nutrientes a nuestro cerebro.

    • Hidratos de carbono: Imprescindibles en cualquier dieta equilibrada. Si no consumimos la suficiente cantidad  de hidratos de carbono podemos desarrollar hipoglucemia lo que nos complicaría prestar atención y provocaría problemas de memoria, nerviosismos, cansancio y depresión.
    • Las proteínas: Son las encargadas de suministrar aminoácidos esenciales que son el soporte para la generación de neurotransmisores. 
    • Hierro: Interviene en la síntesis de algunos neurotransmisores por lo que su falta puede provocar cansancio, falta de concentración y de memoria.
    • Vitaminas: Las vitaminas son imprescindibles para nuestro cerebro, especialmente el grupo B que intervienen en el sistema nervioso. Su déficit puede provocar irritabilidad y depresión, además de disminuir la capacidad de concentración.

    De este modo debemos asegurarnos incorporar en nuestra alimentación diaria hidratos de carbono, proteínas así como llevar una nutrición rica en hierro y vitaminas, de este modo cuidaremos a nuestro cerebro.